En el año 1987, la Organización de las Naciones Unidas publicó el informe “Nuestro Futuro Común,” también conocido como Informe Brundtland. Aquel, hace referencia a las consecuencias medioambientales negativas del desarrollo económico, de la globalización; así también, menciona la búsqueda de soluciones a los problemas derivados de la industrialización y el crecimiento de la población.

 

Sin embargo, a pesar de la amplitud de temas que trata el Informe Brundtland, es especialmente conocido debido a que proporciona por primera vez el concepto de lo se conoce como Desarrollo Sostenible: “La satisfacción de las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades” (Brundtland, 1987). Mas tarde, dicho informe estableció las bases para la cumbre de Río de Janeiro celebrada en 1992, la cual dio lugar a la creación de la “Comisión sobre Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas” (CDS).

 

El desarrollo sostenible se ha convertido en la directriz del desarrollo global a largo plazo. Consta de tres pilares que tienen como objetivo alcanzar (i) el desarrollo económico, (ii) el desarrollo social (iii) la protección del medio ambiente. (ONU, 1987).

 

Una perspectiva global con un compromiso con el progreso social, y el equilibrio ambiental junto al crecimiento económico son esenciales para abordar muchos de los desafíos que enfrentan los seres humanos. El desarrollo sostenible se logra mediante la consecución de los objetivos aprobados por la Agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas, la cual plantea una serie de metas comunes diseñadas para proteger el planeta y garantizar el bienestar de todos los seres.

 

¿Qué son las Finanzas Sostenibles?

En los últimos años hemos escuchado acerca de las Finanzas Sostenibles, pero ¿qué abarca realmente? ¿Se trata sólo de invertir en proyectos que tengan un resultado sostenible? Desafortunadamente, no es tan simple. Con el paso del tiempo, se ha comenzado a ver un cambio en el que los bancos ahora van lentamente más allá de maximizar las ganancias para invertir activamente en la sostenibilidad. Este tipo de inversión es lo que ellos llaman financiación sostenible.

 

Criterios ESG

Frente a nuestros ojos, la vida está siendo transformada por el impulso hacia la sostenibilidad en un mundo totalmente globalizado, y es alli de donde proviene el planteamiento: ¿De qué forma se puede invertir de manera sostenible?

 

Para responder en parte aquella cuestión, están disponibles los llamados Criterios ESG (ambientales, sociales y de gobernanza) los cuales hacen referencia a los “factores que convierten a una compañía en sostenible a través de su compromiso social, ambiental y de buen gobierno, sin descuidar nunca los aspectos financieros”. (Deloitte, 2021) Estos han influido en las decisiones sobre invertir dinero para un mejor rendimiento sustentable, y se han convertido en el punto clave de la inversión socialmente responsable.

 

¿Qué aborda EGS? (Ambiental, Social, Gobernanza) (Peligrino, 2022)

Los criterios ambientales (E) incluyen el uso de los recursos energéticos de la empresa, las políticas sobre gestión de residuos y su impacto y esfuerzos hacia la emisión neta cero y el cambio climático.

 

Los criterios sociales (S) cubren las relaciones sociales centrándose en la gestión y las relaciones con los empleados. Esto incluye derechos humanos, derechos de los trabajadores, políticas en el lugar de trabajo, bienestar y capacitación de los empleados, DEI ( diversidad, equidad e inclusión ) y salarios.

 

Los criterios de gobernanza (G) abarcan los problemas y los esfuerzos relacionados con la toma de decisiones y las culturas corporativas de transparencia, responsabilidad, inclusión y cumplimiento. También incluye el impacto que tienen los propios accionistas y la administración, y se basa en cuestiones como la estructura de los consejos de administración, los derechos de los accionistas o la transparencia

 

Consejo de Normas Internacionales de Sostenibilidad (ISSB)

Las multinacionales con inversiones globales exigen que las empresas informen sobre el cambio climático y los problemas ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) de una manera de alta calidad, transparente, confiable y comparable. Por dicha razón, las Normas Internacionales de Información Financiera (IFRS) para satisfacer esta demanda, crearon el Consejo de Normas Internacionales de Sostenibilidad (ISSB). Como parte del objetivo principal de ISSB, tienen la intención de desarrollar un estándar global integral de publicaciones relacionadas con la sostenibilidad que ayudará a los inversores y otros participantes del mercado de capitales a tomar decisiones informadas sobre los riesgos y oportunidades de sostenibilidad. (IFRS, 2021)

 

Cada vez es más evidente que las empresas sostenibles además de ayudar al planeta y hacer que la sociedad sea más equitativa e inclusiva, también demuestra que las empresas con prácticas sostenibles están demostrando mejores elecciones en el mercado de valores y ofrecen mayores rendimientos para los inversores.

 

Plan de Inversión propuesto “Green Deal” – Unión Europea

Un claro ejemplo de aquellas inversiones sostenibles es la que presenta la Unión Europea en el Plan de Inversión propuesto “Green Deal”, el cual tiene como objetivo recaudar $ 1.14 billones para ayudar a pagar el costo de hacer que Europa sea Emisiones Cero Netas [1] para 2050, y es de esa forma en que se refleja que las finanzas sostenibles tienen un papel clave que desempeñar en la transición mundial hacia el cero neto al invertir dinero privado hacia proyectos neutrales en carbono.

 

Los fondos de inversión basados ​​en los principios ESG están generando mejores rendimientos, según varios estudios.

La reciente investigación “Do ESG Stocks Outperform?” (¿Las acciones ESG tienen un rendimiento superior?) del sitio web financiero Morningstar ha demostrado que las empresas, además de pagar dividendos más altos a los accionistas, también han desempeñado aumentos más fuertes en el precio de sus acciones arriba del 5 % en los últimos cinco años, aquellas que cuentan con calificaciones ESG altas. (Kolostiak, 2021). Esto es importante porque la mayoría de las inversiones en el mercado de valores las realizan instituciones financieras.

 

Un estudio realizado por la administradora de activos Fidelity, monitoreó el desempeño de una variedad de inversiones ESG en todo el mundo entre 1970 y 2014 y resultó que la mitad de ellas superaron al mercado. Solamente el 11% demostró un desempeño negativo.

 

Según el análisis de Bloomberg “Rising ESG assets spur demand for financial data and analytics” (El aumento de los activos ESG estimula la demanda de datos y análisis financieros) el nivel de finanzas sostenibles crecerá. El valor total de las inversiones ESG podrían superar los $ 53 billones para 2025 , lo que representa más de un tercio de todas las inversiones globales.

 

La expansión de ESG

ESG y la sostenibilidad están estrechamente relacionados. La inversión ESG evalúa a las empresas en función de criterios relacionados con ser prosociales, respetuosas con el medio ambiente y con un buen gobierno corporativo. Juntas, estas características pueden conducir a la sostenibilidad. ESG, por lo tanto, analiza cómo la gerencia y las partes interesadas de una empresa toman decisiones; la sostenibilidad considera el impacto de esas decisiones en el mundo.

 

Muchos inversores buscan incorporar dichos criterios en el proceso de inversión. Para que las empresas se adelanten a las regulaciones, la competencia y aprovechen los beneficios de ESG, deben integrar este marco en la razón de ser de la compañía. “Es probable que desempeñe un papel más importante en la forma en que las empresas son evaluadas, no solo por los inversores, sino también por los consumidores y las partes interesadas”, afirma Nathan Bonnisseau. Al observar cómo está cambiando el marco regulatorio en el sector financiero, ESG podría volverse obligatorio para todas las organizaciones.

 

Para concluir el breve ensayo, es importante resaltar que el número de inversores o fondos de inversión sostenibles están creciendo y evolucionando significativamente, protagonizan un papel influyente en el comportamiento de las empresas, pasando del análisis financiero tradicional a examinar los riesgos y oportunidades potenciales en base a criterios ESG.

 

 

 

 

 

 

Referencias

 

  1. (1987). Nuestro Futuro Común. Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo.

 

  1. (1987). Organización de las Naciones Unidas. Recuperado el Octubre de 2022, de Desarrollo Sostenible: https://www.un.org/es/ga/president/65/issues/sustdev.shtml

 

  1. Deloitte. (14 de Diciembre de 2021). Recuperado el Octubre de 2022, de Qué son los criterios ESG y para qué sirven: https://www2.deloitte.com/es/es/blog/sostenibilidad-deloitte/2021/que-son-criterios-esg-para-que-sirven.html

 

  1. (2021). Naciones Unidas. Recuperado el Octubre de 2022, de Llegar a las emisiones netas cero: el mundo se compromete a tomar medidas: https://www.un.org/es/climatechange/net-zero-coalition

 

  1. IFRS. (3 de Noviembre de 2021). Recuperado el Octubre de 2022, de Consejo de Normas Internacionales de Sostenibilidad: https://www.ifrs.org/groups/international-sustainability-standards-board/

 

  1. Kolostiak, S. (11 de Agosto de 2021). Morningstar. Recuperado el Octubre de 2022, de ¿Las acciones ESG tienen un rendimiento superior?: https://www.morningstar.co.uk/uk/news/214249/do-esg-stocks-outperform.aspx

 

  1. Peligrino, L. J. (31 de Marzo de 2022). Convene ESG. Recuperado el Octubre de 2022, de Qué es ESG: problemas, importancia e iniciativas: https://www.azeusconvene.com/esg/articles/what-is-esg-issues-importance-and-initiatives#:~:text=Committing%20to%20comprehensive%20ESG%20reporting,the%20environmental%20and%20social%20impact.

 

[1] “Recortar las emisiones de gases de efecto invernadero hasta dejarlas lo más cerca posible de emisiones nulas, con algunas emisiones residuales que sean reabsorbidas desde la atmósfera mediante, el océano y los bosques” (ONU, 2021)

Más Publicaciones

GUN JUMPING 101

Hace unos pocos años, en el mundo de las fusiones y adquisiciones apareció un nuevo actor en el rubro que es la Comisión Nacional de

Asociate

Sofia Rojas Peralta

Sofia Rojas Peralta

Estudiante del cuarto semestre de la carrera de Derecho en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Diplomaticas de la Universidad Católica de Asunción. – Miembro Titular de la Revista Jurídica (UCA) – Miembro del Consejo Directivo de la SODEUC 2022-2023 (Directora de Marketing y Comunicaciones) – Miembro Académico del proyecto Evolución Normativa (SODEUC – Colab – IPDE)